Tv Azteca hunde a Raquel Bigorra


Raquel Bigorra es una de las personalidades más carismáticas del espectáculo, no obstante, desde que decidió salir de Televisa para integrarse a Tv Azteca, su carrera en la televisión se ha visto estancada, y peor aún perjudicada, pues la empresa del Ajusco sólo le ha acarreado más fracasos que triunfos.

Y es que desde el año 1996, cuando Raquel hizo sus pininos en el canal por cable “Ritmo Son” luego de haber egresado del Centro de educación Artística de Televisa, su carrera fue en constante ascenso donde tuvo pequeñas participaciones en varios programas, hasta que en 2003 saltó a la fama tras ser conductora de la emisión “Nuestra Casa” al lado de Jorge Muñiz y Claudia Lizaldi.

Entre los años 2004 al 2008, la cubana tuvo la mejor etapa de su trayectoria, pues participó en el reality show Big Brother, ganó el primer lugar del programa “Cantando por un Sueño”, grabó dos discos y remató como conductora de la emisión “Tv de Noche”, otra vez junto con “Coque” Muñiz y Andrea García.
Un año después, las cosas ya no fueron tan fáciles para Bigorra, pues luego de sobreexponerse en la pantalla chica, los productores decidieron descansarla un rato, pero pasados quince meses de inactividad, la cubana se desesperó y decidió firmar con Tv Azteca.

Para el año 2010, Bigorra se integró al elenco del programa matutino “Venga la Alegría” donde obtuvo buenos resultados, sin embargo, en programas paralelos como “Reina por un día”, “El show de Raquel”, “Yo me quiero casar?” y “México Baila”, fracasó estrepitosamente, ya que dichas emisiones fueron pesimamente dirigidas y producidas, donde ninguna de ellas duró más de seis meses.

Tras esa serie de programas desafortunados, en 2014, Bigorra se separó del programa “Venga la Alegría” debido a que anunció su embarazo, por lo que estuvo fuera del espectáculo por casi un año.

El 30 de mayo de 2015, la cubana regresó nuevamente a la televisión mexicana con el programa “Raquel y Daniel”, compartiendo la conducción y producción con Daniel Bisogno, sin embargo, tal bodrio salió del aire cinco meses después, debido al poco raiting y la crisis económica por la que atraviesa actualmente TV Azteca.

Desesperada por tanto tropiezo y cansada que los ejecutivos de Tv Azteca la mandaran al matadero constantemente, Bigorra consideró cambiar de aires, y a mediados del año pasado se le vio en las instalaciones de Televisa y con gente de Telemundo, por lo que se rumoró fuertemente su posible salida de la televisora del Ajusco.

Tras esos amagos de partida, ejecutivos de Tv Azteca platicaron con Bigorra y le ofrecieron extender su exclusividad por cuatro años más, con un mejor salario y prestaciones, además de la propuesta de encabezar varios programas de revista durante ese lapso. De nueva cuenta envuelta por las promesas, la cubana decidió aceptar el ofrecimiento de Tv Azteca.

Asumido el compromiso, recientemente se anunció que Raquel saldrá al aire en el mes de julio con un nuevo programa de revista por las tardes, acompañada ni más ni menos que con el payaso Cepillín, lo que augura nuevamente un fracaso, pues peor termina lo que comienza mal.

Lo curioso del asunto, es que Raquel tal parece que no logra comprender que su asociación con Tv Azteca le es totalmente dañina, pues al margen de la empresa del Ajusco, le ha ido estupendamente en sus presentaciones de teatro, con la publicación de sus libros de autosuperación y con sus colaboraciones en la prensa escrita.