Televisora Reafirman que son las Dueñas de la Selección Nacional

El Comité de Comercialización de la Federación Mexicana de Futbol anunció que, luego de un análisis al contrato previo firmado con Televisa y TV Azteca para los derechos de transmisión de la Selección Mexicana, se encontró que ambas televisoras tenían una “cláusula de renovación automática”, por lo que tendrán los derechos del Tri por ocho años más, es decir, por los ciclos mundialistas de Qatar 2022 y el Mundial 2026.

La renovación automática con Televisa implicaría a la Federación recibir menos dinero de lo que pudieron obtener si aceptaban la oferta que propuso el magnate Carlos Slim a través de América Móvil y Telemundo, ya que por ocho años Televisa habría ofrecido 200 millones de dólares por los derechos de televisión y plataformas digitales en México y Estados Unidos, mientras que la oferta de Slim rondaba los 240 millones de dólares sólo por los derechos de televisión en la Unión Americana y plataformas digitales en todo el mundo.

No importándoles perder 40 millones sólo por darles gusto a las televisoras, Alejandro Irraragori, presidente de Santos y miembro del comité de comercialización de la Federación Mexicana de Futbol, compuesto además por Pumas, Rayados y Tijuana, señaló que dicha cláusula se sometió a votación en asamblea con los 18 equipos de la primera división, donde tuvo 12 votos a favor por cuatro en contra.

Ante tal aberración en perjuicio del futbol nacional, Irraragorri informó que dicha cláusula de renovación automática será eliminada dentro de ocho años, ya que ante la evidencia de que existieron presiones y mala fe para para favorecer a las televisoras, Televisa como Televisión Azteca, cedieron ante esa cláusula que les pertenecía para poder negociar una nueva realidad para después del 2026.

Slim adquirió recientemente acciones de dos equipos de la primera división mexicana, un terreno hasta ahora dominado por Televisa y TV Azteca, que no ven con buenos ojos que el hombre más rico del planeta continúe su expansión en el fútbol.

Slim entró al mundo del fútbol, cuando a través de su compañía de telecomunicaciones denominada América Móvil adquirió el 30% de las acciones del León y del Pachuca, ambos equipos de la primera. Unos meses después, en diciembre, compró a Estudiantes Tecos de la liga de ascenso de segunda división.

Sin un canal de televisión abierta, Slim comercializa los derechos de los partidos de sus equipos con Telemundo en Estados Unidos, Fox Sports en México y América Latina y el portal mediotiempo.com, que pertenece al grupo CNN/Expansión.

Pretendiendo ahora dar un salto mucho mayor, Slim quería quedarse en exclusividad los derechos de los partidos de la selección nacional de futbol, tal y como lo hizo con los de las pasadas Olimpiadas, pero ahora las televisoras se lo impidieron, demostrando que todo lo que tenga que ver con el mundo del balompié es de su propiedad, así y el equipo tricolor tenga perder millones de dólares por su capricho.