Televisa Prepara Regreso del Privilegio de Mandar para Manipular Voto

A escasos ocho meses de las campañas presidenciales rumbo a las elecciones del 2018, Televisa prepara el regreso de la serie cómico política “El Privilegio de Mandar”, con el fin de orientar el voto, de acuerdo al candidato que mejor represente a sus intereses.

Y es que los movimientos en Televisa están a la orden del día, pues el productor del matutino Hoy dejará a final de este año dicha emisión, y actualmente se encuentra en pláticas para volverse a hacer cargo de la serie “El privilegio de Mandar”, la cual estuvo bajo su cuidado por 79 capítulos de enero del 2005 a julio del 2006.

Si saberse hasta el momento si Televisa en esta ocasión apoyará al PAN, o repetirá sus lealtades con el PRI, lo que sí es un hecho es que de nueva cuenta intentará ridiculizar al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, quien según encuestas de periódicos nacionales, se encuentra a la cabeza de las predilecciones en este momento, al no tener contrincantes ciertos y conocidos de los demás partidos al día de hoy.

Para lograr ese objetivo, Televisa ya estableció nexos con el actor Germán Ortega para que vuelva a parodiar López Obrador bajo su caracterización del Peje, mismo que compartirá créditos con otros imitadores que se asemejen a los aspirantes que se vayan sumando a la contienda presidencial.

De igual forma, el multifacético Arath de la Torre es buscado para integrase al proyecto para que interprete a algunos de los candidatos, como tampoco se descarta que Angélica Vale, a pesar de ser desdeñada por la televisora, sea llamada otra vez para que encarne a la panista Margarita Zavala.

Al elenco, también se podrían sumar actores que ya estuvieron en la producción pasada como lo son Carlos Espejel, Lalo España, Moisés Suárez, Freddy Ortega, Pierre Angelo y Raquel Pankovsky, mismos que pudieran repetir algunos personajes, o caracterizar otros más que estén en boga.

Asimismo, otros nombres suenan como los de Paul Stanley, Roy Ramos, Samia y Sheyla entre otros más, mismos que se agregarían al elenco original para cubrir a los nuevos personajes de la política que se vayan aventado al ruedo de las elecciones presidenciales, próximas a celebrase en julio del 2018.

Aunque la fórmula es gastada y hasta burda, varios analistas del medio político coincidieron en su momento que “El privilegio de Mandar” del año 2006 no incidió determinantemente para orientar el voto en favor del entonces ganador Felipe Calderón, pero la mayoría aludió a que sí fue factor para que la gente ajena ese ámbito ubicara bien a los personajes en juego, como también, fue clara la intensión de ridiculizar a López Obrador, quien desde entonces ya buscaba la Presidencia de la República de México.

Más allá del impacto mediático y político que pudiera tener la serie cómica en esta ocasión, en lo que sí se podría ver beneficiada Televisa, es en su pauta publicitaria vía gubernamental, como también en el pago de favores de los actores políticos involucrados, ya que ninguno de ellos quiere ser parodiado en exceso en un tiempo electoral determinante para sus ambiciones personales.