Raúl Velasco fue Vetado de Televisa por Hereje

El presentador Raúl Velasco estuvo al frente del programa “Siempre en Domingo” por casi tres décadas. Tras enfermar del hígado a mediados de los noventa, se retiró de la pantalla chica para recuperarse, no obstante una vez estabilizado, fue congelado por Televisa por difundir ideas contrarias a la Iglesia Católica, situación en la que permaneció hasta el día de su deceso en 2006.

Nacido en Celaya, Guanajuato en 1933, creció en el seno de una familia de abarroteros. Con escasos estudios comenzó a escribir de deportes en un periódico local, hasta que a los 20 años cumplidos, se trasladó a la Ciudad de México para ocupar una plaza en Banamex, la cual se la había conseguido un familiar suyo.

Posteriormente logró tener otra plaza en Pemex, hasta que decidió que lo suyo era el periodismo. Tiempo después, Velasco logró ingresar al periódico “Novedades”, propiedad de la familia O´Farril, la cual era también dueña de la entonces televisora llamada Televisión Independiente de México, que trasmitía su señal por canal ocho.

Ya inmerso en el mundo del espectáculo como reportero, Rómulo O´Farril le propuso a Velasco conducir un programa de variedades los fines de semana, tal y como se hacía uno en Argentina, y de ahí surgió “Siempre en Domingo” como una copia mexicanizada.

En 1973, Telesistema Mexicano y Televisión Independiente de México se unieron para formar lo que es hoy Televisa, y “Siempre en Domingo” se mudó al canal dos, espacio que catapultaría a Raúl Velasco como el mandarín de los espectáculos en México.

A pesar de que Velasco provenía de la zona del Bajío del país, donde la religión católica se encuentra muy arraigada, él nunca fue adepto a esa religión, pues convencido de que vino al mundo a cumplir una misión especial, sus creencias estaban más próximas al pensamiento esotérico y adivinatorio.

Fue en 1970 que en el loby del Hotel Fiesta Americana de la Ciudad de México, Velasco se sometió a una sesión de una clarividente, y tras tirarle las cartas, ésta le advirtió que sufriría de dolencias cardiacas, y que además recibiría un regalo de Dios.

A interpretación de Velasco, todo se cumplió, pues en los ochenta sufrió un paro cardiaco que requirió cirugía, y donde lo infectaron de hepatitis C al ponerle sangre contaminada en la operación, y que se le manifestaría 20 años después.

En cuanto a su regalito, Raúl Velasco conoció a su segunda esposa Dorle, de ascendencia alemana, en un coctel para periodistas en la ciudad de Monterrey, y donde quedó prendado de ella al saber que el significado de su nombre era “obsequio de Dios”.

Tras esos presagios, la actriz Elsa Aguirre le presentó a Raúl Velasco a su tercer marido, José Rafael Estrada Valero, quien se autoproclamó en la década de los setenta como el Dios Ram, quien es la encarnación del Dios hindú Vishnú.
Raúl Velasco quedó impresionado con Estrada Valero, pues era el líder de la secta Gran Fraternidad Universal en México, fundada en Holanda en 1948.

Teniendo como base el manejo adecuado de la energía del cosmos, dicha secta pretende difundir el yoga, la astrología y el vegetarianismo como pilares fundamentales para establecer su esquema de reeducación humana en virtud del inicio de la Nueva Era del Acuario.

Para esos fines, la cofradía ha fundado varios institutos de yoga y tiendas naturistas por todo el país, y tienen como máximos exponentes a la familia Michán, donde destaca el supuesto terapeuta naturista Shaya Michán Musri, quien aseguró haber curado a varios enfermos terminales en sus más de 50 años de trayectoria como curandero.

Ante esa parafernalia, Raúl Velasco quedó prendado de sus gurús, y durante décadas recibió adoctrinamiento por parte de la secta, al grado que iban hasta su casa de Rubén Darío en Polanco a darle clases particulares de yoga, aderezadas de cuarzos, chacras y toda clase de metales, con el fin de supuestamente sanarle en todos los niveles, tanto físico, mental, emocional y espiritual.

A mediados de los ochenta, por todo Televisa era sabido que Raúl Velasco practicaba rituales esotéricos, pero hasta ese momento no lo hacía públicamente. Al final de esa década, Velasco le pidió autorización a Emilio “El Tigre “Azcárraga” de incluir cápsulas de diez minutos en el programa “Siempre en Domingo”, con el fin de difundir las enseñanzas de sus maestros, petición que en ese momento el dueño de Televisa creyó inofensiva.

Luego de la luz verde otorgada, “Siempre en Domingo” cobró un toque esotérico y enigmático. Un Raúl Velasco vestido de blanco, lo mismo alentaba a la gente para cargarse de energía en la pirámide de Teotihuacán, les sugería convertirse al vegetarianismo, o simplemente les proponía lecturas esotéricas como el libro “Regina” de Antonio Velasco Piña.

Ya enajenado por la secta de la Gran Fraternidad Universal, tiempo después publicó su libro “Vibraciones Cósmicas” donde exponía lo que había aprendido, y posteriormente abrió un programa de radio y otro de televisión bajo el mismo nombre, en el cual daba rienda suelta a sus creencias esotéricas e invitaba a charlatanes disfrazados de especialistas en el manejo de energías, todo ello, en televisión abierta y en horario estelar.

A pesar de esos excesos, “El Tigre” Azcárraga se mostraba tolerante con Velasco pues era uno de sus empleados consentidos. Si bien esas excentricidades no concordaban con la imagen de la virgen guadalupana que defendió por años Televisa, Raúl Velasco se encargó de enfatizar que creía en Dios, lo que aparentemente no contradecía las creencias de la religión católica.

Asimismo, al “Tigre” Azcárraga le importaban poco las extravagancias de Velasco, pues él desde hace un par de décadas ya pertenecía a la Cienciología, una secta norteamericana de millonarios, que basaban su doctrina en la Dianética y que había atrapado a personalidades del cine como Tom Cruise y John Travolta.

Para 1995, la Iglesia Católica comenzó a presionar a Televisa por difundir mensajes subversivos, y en específico, señalaban a Raúl Velasco de hereje al propagar ideas contrarias y sacrílegas a la verdadera casa de Dios y la Virgen de Guadalupe.

Si bien “El Tigre” se encastaba cada vez que le decían qué hacer, muy a su pesar tuvo que apartar a Velasco de “Siempre en Domingo”, bajo la promesa de que el programa quedaría al cargo de su hija Karina y su pupila Rebeca de Alba. Aunque Raúl salía esporádicamente en la emisión, su retiro definitivo se dio cuando enfermó gravemente a consecuencia de la hepatitis C, y donde tuvo que trasplantársele un hígado.

A la muerte del “Tigre” y tras tomar el trono Emilio Azcárraga Jean, la familia Velasco quedó desprotegida. En 1997, llegó a la Arquidiócesis de México el ultraconservador Norbeto Rivera, quien en su calidad de máximo cardenal se oponía que las herejías de Raúl Velasco regresaran a la televisión.

Por su parte, “Los Legionarios de Cristo” de Marcial Maciel ya habían trabado alianzas con Emilio Azcárraga Jean, y entre sus pactos, estaban la creación del Teletón y el apoyo publicitario de la asociación ultraconservadora “A favor de lo Mejor”, pero eso sí, dejaron en claro que no patrocinarían a programas que atentaran en contra de la doctrina y los principios de la fe católica.

Emilio Azcárraga Jean, al igual que su padre, nunca fueron católicos y menos guadalupanos, aunque cada 12 de diciembre montaran todo un show para celebrar a la Patrona de México.

Es más, Azcárraga Jean dudó convertirse al judaísmo, y con motivo a su segundo matrimonio, hasta tomó clases con un rabino, pero al final desistió de la idea al ver que sus alianzas con los empresarios ultraconservadores estaban en riesgo si adoptaba esa religión.

En 1998, Azcárraga Jean decidió cancelar definitivamente “Siempre en Domingo”. Dos años después, un Raúl Velasco ya recuperado insistía en regresar a la pantalla chica pero su expatrón ni siquiera le tomaba las llamadas.

Viviendo entre Miami y México, Raúl Velasco ilusionaba recuperar su imperio perdido, pero tras ser tachado de hereje y de extravagante, nunca comprendió que ya no tenía cabida en la nueva Televisa. Rumiando y decepcionado, falleció coincidentemente justo un domingo, el 26 de noviembre de 2006.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com