¿Quién es la poderosa novia de Javier Alarcón?

La actual novia de Javier Alarcón se llama Mercedes Itze Aguirre Güémez, tiene 35 años de edad, y pertenece a una de las familias de abogados más influyentes de México.

Mercedes Aguirre no es la simple presentadora de deportes que abundan en Televisa. Si Alarcón la prefirió sobre Vanessa Huppenkothen y Marisol González, no fue precisamente por ser más atractiva, sino porque sus relaciones e influencias con los altos directivos de la televisora le podían aportar más que una simple aventura.

Fue precisamente por esa razón que tras 17 años de casado, Alarcón abandonó a su exesposa Lorena Guevara y comenzó un tórrido romance con su nueva conquista.

A Mercedes la conocían dentro del equipo de Televisa Deportes como “La Primera Dama”. Todos sabían de su romance y también era notorio su trato preferencial sobre ella, el cual distaba de ser de abuso habitual en contra de todas sus compañeras de trabajo. Si Javier Alarcón con Mercedes Aguirre no podía pasarse de la raya, fue porque era una buena “recomendada” del patrón Emilio Azcárraga Jean, que hiciera falta o no, cobraba cien mil pesos mensuales.

Aguirre Güémez culminó la carrera de derecho en la Universidad Iberoamericana mientras que alternaba un trabajo de medio tiempo en el famoso despacho Whithe and Case, célebre por tener vínculos con el actual gobierno de Puebla y otros tantos priistas desde que se fundó en México en la década de los noventa.

Pero Aguirre no era una simple empleada. Ella estuvo trabajando en ese despacho como asociada a lo largo de casi siete años. Harta de las formalidades legaloides, su familia le echó la mano y la recomendó con uno de sus clientes asiduos, el cual finalmente fue Grupo Televisa.

En 2011, Aguirre entró de lleno a conducir la sección deportiva del espacio de Guillermo Ochoa en Foro TV. Fue en esa misma área donde conoció a Javier Alarcón, y después de casi dos años de pretenderla, finalmente entablaron una relación clandestina, misma que fue descubierta en 2014 cuando un fotógrafo los tomó besándose a las afueras de un restorán.

El romance iba viento en popa, pero en octubre del año pasado, Grupo Televisa anunció la separación de Javier Alarcón de la dirección de Televisa Deportes, acusándolo de un desfalco por 30 millones de pesos.

Según cuentan fuentes cercanas, Alarcón estaría hoy en la cárcel por no ser por la intermediación de su actual pareja. Aseguran que ella y su nuevo despacho asociado Heather and Heather pararon la andanada de denuncias que se avecinaban con el entonces despedido director de Deportes, para lo cual se pactó una salida silenciosa, sin reparación de los daños, pero también sin liquidación alguna luego de 27 años de trabajo en esa empresa.