PRI Utiliza a Belinda Para Ganar Gubernaturas en Chiapas y Morelos

Si recientemente hemos visto a Belinda muy activa en Chiapas y en Morelos ayudando a la gente, cosa que nunca había hecho antes, es porque existe una motivación muy poderosa de un sector del PRI para colgarse de su imagen y así lograr alcanzar importantes espacios políticos en el país.

Detrás de Belinda está Jorge Argüelles, actual Secretario de Operación Política del Comité Directivo Estatal del PRI en Morelos y cuyo compadre es el diputado local Willy Ochoa, quien busca ser gobernador de Chiapas el próximo año.

Tanto Argüelles como Ochoa tienen como padrino político ni más ni menos que a Manlio Fabio Beltrones, expresidente del PRI y político de mil batallas, quien busca que sus discípulos logren destacar en las elecciones locales que se celebrarán en Morelos y Chiapas a mediados del 2018.

Por lo que toca a la entidad morelense, Beltrones ha calculado que el actual alcalde de Cuernavaca, el exfutbolista Cuauhtémoc Blanco no la tendrá tan fácil si a su candidato lo apoya una figura igual o más popular que él, y por ello, convencieron a Belinda de que se una a la campaña de Jorge Argüelles, quien ya se pasea con la cantante por todo Morelos.

Argüelles es un mago en el manejo de recursos a través de fundaciones, y aprovechando que Belinda tiene la suya propia, denominada “Gaia Planeta Azul”, la cual surgió inicialmente para promover el cuidado del medio ambiente y el respeto de los animales domésticos y silvestres, se unió con la cantante para ahora ayudar a los morelenses en un giro inesperado.

Tanta es la influencia de Argüelles con Belinda, que la estrella pop ya prometió que reconstruirá el municipio de Jojutla a través de su fundación, y para no dejar dudas de que la cosa va en serio, en días pasados la cantante se unió a los brigadistas para acarrear escombros, no importándole perder la pose con tal de que la vean como una ciudadana comprometida con la comunidad.

Asimismo, la semana pasada Belinda también andaba de gira en Chiapas junto a Argüelles repartiendo víveres y haciéndole el caldo gordo a Williy Ortega, pero como la contingencia se presentó ahora en Morelos, ella y su equipo se trasladaron a la entidad para sacarse la foto y ganarse el corazón del electorado que irá a las urnas el próximo año.

Y es que ante la popularidad de Belinda, que suma más de 15 millones de seguidores en sus redes sociales, los políticos no pueden resistirse a su fama, y andan detrás de ella como si fueran moscas, como lo fue con el gobernador michoacano Silvano Aureoles quien recurrió a ella para recibir al Papa Francisco en 2016, o cuando un año antes, el Partido Verde le dio una fuerte cantidad para que enviara mensajes de apoyo en las elecciones intermedias, y así lograr que la organización política no perdiera su registro.

En esta ocasión, la meta de Belinda es mucho más alta y de ligas mayores, pues tiene la encomienda de vencer la popularidad de Cuauhtémoc Blanco en Morelos, y repetir la notoriedad de Anahí en Chiapas, con el fin de hacer ganar a sus candidatos cercanos en las gubernaturas de esas dos entidades.