Persigue la desgracia a los nietos de Cantinflas

La nieta de Cantinflas, Marisa Moreno Bernat, sigue viviendo un tremendo calvario. Después de haber sufrido una tremenda golpiza que le propinó su propio esposo en el 2015, su padre Mario Moreno Ivanova, la internó en un anexo para que la joven se rehabilite de su adicción a las drogas, sin embargo están a punto de echarla del lugar por no pagar.

Entre los detalles que se difundieron sobre la golpiza que sufrió Marisa de 22 años a manos de su esposo, Alain Meder, el pasado 19 de septiembre del 2015, sus padres señalaron que la joven sufrió un severo trauma facial con más de 200 fracturas en el rostro, esguince cervical e incluso se llegó a pensar que podría perder la visión del ojo derecho. Tras la oportuna intervención médica, Moreno Bernat se logró recuperar físicamente, sin embargo debía permanecer en tratamiento psicológico para lograr recobrar su vida.

Lamentablemente su adicción a las drogas iba en aumento y su padre tomó la decisión de internarla, sin embargo, su permanencia está en riesgo debido a que su familia no ha hecho el pago de 1500 pesos que deben depositar mensualmente.

Un amigo de la familia de nombre Felipe Martínez informó a un programa de espectáculos que la madre de Marisa, Sandra Bernat no ha visto a su hija desde hace varios meses y no tiene comunicación con ella.

Por otro lado, Gabriel hermano menor de Marisa se encuentra viviendo en la calle como indigente en un microbús, porque no recibe ningún apoyo ni moral ni económico de sus padres. Gabriel también fue internado por su madre en un anexo para librar su adicción a las drogas, aunque se escapó tras 4 meses y no pide ayuda a su madre porque considera que es vivir mejor así que con problemas y maltrato físico y psicológico si regresa con su familia.

El drama que viven los descendientes del afamado mimo Mario Moreno “Cantinflas” no termina, recordemos que nieto mayor, Mario Moreno Bernat,  decidió quitarse la vida a los 22 años en junio del 2013.