Paul Stanley Fracasa Rotundamente con su Nuevo Programa

El programa “Buenas vibras” conducido por Paul Stanley, resultó ser todo un fracaso en su estreno, a pesar de que se tenían todas las esperanzas puestas en esa emisión para competirle directamente a “Enamorándonos” de TV Azteca.

De acuerdo a mediciones recientes, “Buenas vibras” obtuvo durante sus primeros dos días tan sólo un punto de audiencia, mientras que el programa conducido por Carmen Muñoz cerró ambos días con 8.59 puntos de rating.

Reportero le Exige 350 mil Dólares a Eduardo Yáñez

Aunque todavía es temprano para sacar un balance general del programa “Buenas vibras”, alarmante fue el resultado arrojado para los ejecutivos de Televisa, toda vez que su comienzo fue un desastre total comparado al volumen publicitario que se le dio a la producción hasta antes de su inicio.

El fiasco de Paul Stanley  fue de tal magnitud, que “Buenas vibras” no logró superar la audiencia que en su momento logró tener el programa al que reemplazó, el cual era conducido por Jorge “El Coque” Muñiz, que al momento de su salida lograba acumular 3 puntos de audiencia.

Si bien todos culpan ahora a Paul Stanley del tremendo chasco, lo cierto es que el productor Federico Wilkins tuvo mucho que ver en ese arranque fallido, pues fue incapaz de visualizar que la televisión de ahora ya no tiene la misma aceptación y parámetros, justo como la que hacía él, hace una década atrás.

Televisoras le hacen el Feo a la Actriz Edith González

Y aunque el programa “Enamorándonos” es también una basura mediática, lo que presentaron Paul Stanley y Federico Wilkins logró superar por 8 veces más el mal gusto y la banalidad, que ahora los tienen sudando la gota gorda ante los altos mandos de la televisora para la que trabajan.

El grado de fracaso para “Buenas vibras” fue tal, que hasta Mario Bezares, quien se hiciera célebre por haber trabajado con el padre de Paul Stanley, logró tener 25 mil televidentes más en su programa “Acábatelo” qué se transmite por la señal de Multimedios de forma regional, en comparación a Galavisión que es de carácter nacional.

Ante esas cifras, la presión para la producción ha aumentado considerablemente, y en franca desesperación a una semana de su estreno, Federico Wilkins ha prometido cambios radicales para relanzar el programa, donde no se descarta la aparición de mucho más morbo y vulgaridad con tal de atraer al público curioso.

Estando así las cosas, en Tv Azteca se doblan de la risa al ver que los esfuerzos de Televisa por quitarles la audiencia naufragaron terriblemente, por lo que la producción de “Enamorándonos” acaba de asegurar una siguiente temporada ante los tropiezos de la televisora que les dijo que algún día que les competiría a la par.

Tv Azteca Piensa Hacer su Propia Edición de Sabadazo