Natalia Valenzuela se Niega a Dejar su Lugar a Tania Rincón

La presentadora colombiana Natalia Valenzuela del programa Venga la Alegría se encuentra desesperada, porque en breve, tendrá que dejar su participación en el matutino, situación que la tiene enloquecida.

Y es que en diciembre del año pasado, Valenzuela entró en suplencia por la conductora Tania Rincón, la cual pidió permiso para ausentarse con el fin de atender su embarazo.

Durante los tres meses que ha estado al frente del programa, Valenzuela había guardado un bajo perfil, y por lo único en que se había destacado, era en cometer constantemente una serie de errores al aire, lo que le valió burlas y críticas por parte del público.

A inicio de semana, Tania Rincón apareció en los medios para presumir el bautizo de su hijo, y no perdió la oportunidad de decir que ya prepara su regreso al matutino, para lo cual se ha metido por horas al gimnasio para mitigar los efectos secundarios del embarazo.

Hecha la advertencia de que en mayo Rincón regresará a reclamar su trono, los nervios y la presión ha aumentado para Natalia Valenzuela, pues de un mes a la fecha se le metió en la cabeza que ella podría quedarse en Venga la Alegría de forma permanente.

Aunque la producción a cargo de Adrián Patiño no ha dicho nada al respecto sobre si Valenzuela tendrá que dejar el matutino, lo que si es un hecho es que ella fue contratada por un lapso de cuatro meses como máximo, lo que la tiene contrarreloj para convencer al productor que su presencia en verdad beneficia al programa.

Bajo ese objetivo de quedarse y abandonar el bajo perfil que ha guardado hasta ahora, Valenzuela ha comenzado a darse notar mucho más, donde lo más sonado esta semana fue que estalló en llanto al aire por haber perdido un juego, lo que le valió burlas y criticas del público por lo fingido del asunto, pero lo importante para ella es que la gente ya está hablando de ella.

Pero más allá del cambio de actitud al aire, se sabe que Natalia corretea a ejecutivos y al productor para que le extiendan su estancia en Venga la Alegría, al grado que ha comenzado a intrigar para hacerles ver que el regreso de Tania Rincón no es garantía suficiente para que la audiencia pueda despuntar con el retorno mencionado.

El chantaje ha sido tal, que berrinches y llantos se han presentado en los camerinos, donde Natalia se hace la víctima frente a sus compañeros de trabajo por separado, y a cuyos ojos trata de convencer que aboguen por ella para que no salga de la emisión.

Mientras eso sucede, Tania Rincón ya se apresta a retomar sus actividades, incluido el camerino que ahora ocupa Valenzuela, y que se niega a dejar sin pelear por una oportunidad.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com