Motivos del por qué Israel Jaitovich es el consentido de Televisa

Israel Jaitovich es uno de los peores comediantes de la televisión mexicana, pero su habilidad para hacer dinero le ha permitido moverse entre las altas esferas de Televisa, al grado que dejando de lado su talento, Emilio Azcárraga lo ha mantenido vigente durante la última década en su empresa.

Y es que a decir de los que lo conocen desde hace tiempo, Jaitovich no es ni la sombra de cuando entró a Televisa a la edad de veinte años, pues ahora se ha convertido en una maquina de hacer dinero, llegando al extremo que un comediante del montón, en enero pasado presumió en una revista de espectáculos la compra de un avión privado, propiedad que muy pocos famosos logran tener.

Proveniente de una familia judía venida a menos, Jaitovich tuvo su primer programa de televisión en 2003, el cual tituló “El Baño”, y un año después lo renombró “Permítame tantito”. Con una mediana fama, en 2005, ingresó a la casa de Big Brother, y no es hasta el 2007 que conduce la emisión “Desmadrugados”, misma que ha estado vigente durante la última década bajo los nombres posteriores de “Estrellados” y “Doble Sentido”.

Pero en un momento donde productores y actores se desgarran las vestiduras por no ser corridos de Televisa ante los últimos cambios de políticas de la empresa, ¿Qué es lo que hace Jaitovich para seguir vigente?, y no sólo eso, ¿Por qué Azcárraga le tiene tanta deferencia siendo que sus programas son un verdadero fracaso?

La respuesta está en la red de patrocinadores y fundaciones que apoyan a Jaitovich, pues además de ser un supuesto comediante, desde muy joven practica el automovilismo, escaparate que le ha permitido recaudar fondos que triangula a través de la fundación Televisa.

Desde hace 17 años, Jaitovich creó la fundación “Corriendo por los Niños” junto al actor Eugenio Derbez, enfocada en la atención de infantes sin hogar. Aprovechando el ambiente del automovilismo, Israel encontró sus primeros patrocinadores dentro de la comunidad judía y empresas de tamaño mediano que vieron una buena oportunidad de deducir impuestos en cuestiones altruistas.

Al ser tan redituables las recaudaciones, tiempo después Jaitovich decide separarse de Derbez y rediseña su fundación. Al renombrarla “Corriendo por la salud” y bajo el objetivo de llevar acciones de salud a la población en general en cada estado donde se hiciera presencia, los ingresos y los donativos crecieron exponencialmente, pues desde los gobiernos de los estados hasta la Fundación Telmex, pasando por empresas trasnacionales, se interesaron por el proyecto impulsado por Israel.

Las grandes ligas llegaron en 2011, pues otra vez reestructurando el esquema, Jaitovich de la mano de la Fundación Televisa lanzaron el proyecto “Corriendo por México”, el cual no sólo acumuló los antiguos patrocinadores, sino que atrajo la atención de muchos otros más, principalmente de asociaciones empresariales conservadoras, corporativos extranjeros y medios de comunicación.

Televisa teniendo prácticamente como socio a Jaitovich, este 2017 de la mano de “Corriendo por México” darán casi 6 mil becas a estudiantes, 20 mil lentes, 200 tratamientos médicos, apoyos de última voluntad a niños con enfermedades terminales, entre otras cosas, todo ello bajo el patrocinio intermediado por Fundación Televisa, y sin transparencia alguna de lo originalmente recaudado.

Descrita la relación entre Televisa y la red de empresas y fundaciones que apoyan a Jaitovich, es claro que Emilio Azcárraga le guarda un aprecio especial al comediante, tanto, que le permite mantener al aire los bodrios de programas que produce, incluido su show nocturno remasterizado en el cual participa desde hace más de diez años, así como también, ya se le dio luz verde para hacer las segunda temporada de la serie “Burócratas” para Blim, como asimismo, ya se anunció que tendrá un nuevo programa en la barra cómica del canal 2, el cual se llamará “La Neta del Planeta”, y donde aparecerá junto a Cecilia Galiano.

Mientras Jaitovich le siga siendo rentable a Azcárraga, el simulacro de comediante no tendrá de qué preocuparse, pues sus producciones seguirán saliendo presente lo que presente, confiado en que su verdadero talento está en su capacidad para hacer dinero y no comedia.