El Montaje de Televisa con Frida Sofía

La lucha por el rating, las ansias de protagonismo y el afán de dejar como un héroe a un posible candidato, llevó a Televisa a manejar de manera desaseada la cobertura de lo que sucedió realmente en la Ciudad de México.

Y es que al inventar a un personaje ficticio de nombre Frida Sofía, niña que supuestamente se encontraba encerrada de lo que quedó del plantel Enrique Rébsamen, Televisa logró darle identidad a su noticia, para dramatizar y mantener en expectativa al público que siguió la trasmisión de manera continua por horas.

Si bien, como lo confirmaron los elementos de la Marina existen indicios de que la niña efectivamente existe, finalmente ella es una más de los varios infantes y adultos que se encuentran atrapados en la escuela, y a los que Televisa dejó de lado con tal de presentar una historia de éxito.

Calculando que el rescate sería relativamente rápido, las cosas se complicaron, y al ver que la niña no saldría pronto, el montaje de Televisa comenzó a caerse a pedazos, pues salió a la luz que Frida Sofía no existe como tal, y que también quizás, no sería exitoso el final.

Al ratificar las autoridades escolares que Frida Sofía no existe, las críticas comenzaron a acumularse en las redes sociales en contra de Televisa al pretender vender una historia artificiosa, y recriminándole que focalizó toda su atención en un evento producto de su imaginación, farsa que terminó evidenciándose al final.

Al quedar descubiertos, la televisora de manera inmediata dejó de hablar de Frida Sofía. La reportera estrella Daniel Dithurbide, que fue felicitada hasta el cansancio por su amplia cobertura, de inmediato fue relevada del lugar a pesar de que antes de irse no se cansaba en repetir que el nombre era lo de menos, sino lo importante era la niña, que hasta su partida, tampoco fue presentada.

Asimismo, con Frida Sofía también estaban puestas las esperanzas de Joaquín López Dóriga quien pensaba reivindicarse con el rescate, luego de que fue removido del espacio estelar noticioso de Televisa en noviembre pasado, y el cual se desencajaba conforme iban pasando las horas, pues su historia de éxito no lograba concretarse.

La más molesta sin duda fue Denise Maerker, misma que regañaba y gesticulaba furiosa al ver que sus reporteros no dejaban de inventar cosas, creando confusión, donde el extremo se alcanzó cuando Daniel Dithurbide y unos supuestos voluntarios pidieron al aire una serie de materiales y herramientas que fueron conseguidos, y que al final la Marina confirmó que no eran necesarios.

Por lo que toca al secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, quien ha estado presente en la zona, y el cual pretendía aparecer heroicamente al momento de rescatarse a Frida Sofía, también se quedó con las ganas al descubrirse el engaño, pues por más que Televisa quiso ponerlo en el lugar y hora adecuada para hacerlo famoso rumbo a sus aspiraciones presidenciales, al final la torpeza de la televisora terminó por hundirlo.

Luego del intento fallido y el ridículo a nivel nacional, Televisa ahora sí comenzó a difundir la información con mayor mesura, pluralidad y prescindiendo de sus presentadores y reporteros estrella, quienes quedaron en evidencia al fracasar en su burdo montaje.