Miguel Ángel Mancera le Mete Fajostreada a Adela Micha

La conductora Adela Micha soñó por unos instantes en ser Primera Dama, luego de que el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera se tomara ciertas libertades con la presentadora.

Todo se originó en la madrugada de este viernes, cuando el político fue invitado al canal de youtube de Micha a una tertulia que comenzó a las siete de la noche del jueves, para amanecerse al día siguiente en una trasmisión en vivo.

Micha, Brozo y López Dóriga, las Viudas de Televisa

A la reunión asistieron varias personalidades, entre ellas la Sonora Santanera quién ambientó parte de la tertulia, y puso la música para que los invitados, ya animados por algunas copas, se levantaran a bailar al ritmo de la afamada banda musical.

Ya con unos wiskis encima, Adela Micha abrió pista como queriendo apantallar, en tanto Miguel Ángel Mancera no se echó para atrás, y aunque tiene dos pies izquierdos para eso de la bailada, le entró sabroso y parejo con la conductora, sacando sus mejores pasos en ese momento.

Mientras la Micha hacía como no quería y hasta la boca abría, Mancera entre paso y paso scaneaba a la conductora, lo que les hizo romper el hielo, para que entre vueltas y arrimones, la conductora comenzara a soñar que en verdad puede ser Primera Dama si su gallo no se desinfla rumbo a la carrera presidencial.

A Miguel Ángel Mancera le Quieren Encandilar a Mónica Noguera

Lo mejor vino después, cuando ya sentados en la sala, Mancera lanzaba su verborrea a los asistentes, mientras deslizaba discretamente su mano sobre la pierna de Adela Micha, misma se estremeció cuando sintió los dedos inquietos del jefazo de gobierno.

Al hacerse evidente el acercamiento, Micha le tomó la mano a Mancera para agarrarlo con la suya, haciendo como que nada pasaba, y ante la mirada nerviosa de los que se percataron del gesto y que estaban ahí presentes.

Al filo de las dos de la madrugada, Mancera avisó que se tenía que ir porque en unas horas tenía que madrugar, y ya fuera de cuadro se despidió de los ahí presentes, no sin antes darle un efusivo abrazo a la Micha.

Con la mirada de que ese arroz ya se coció, Adela Micha continuó con la trasmisión con más entusiasmo que nunca, no sin antes imaginar que quizás, ahora si ya amarró al preciso, que por tantos años había estado esperando.

Quieren ser Primera Dama y ya amarraron a su candidato