Los del Teletón Desesperados Porque se les fue la Clientela.

Tras los huracanes en los Estados Unidos y los sismos en México, la estabilidad económica de la Fundación Teletón está en riesgo para este año, pues debido a las tragedias acontecidas en ambas naciones, las acciones altruistas se han enfocado en la ayuda y la reconstrucción, dejando de lado otras opciones menos urgentes.

Si bien para este 2017, el Teletón tenía planeado celebrar conjuntamente su recaudación anual en México y la Unión Americana para la segunda semana de octubre, ante la alta probabilidad de que el evento pasara desapercibido por los desastres naturales, Fernando Landeros, presidente de la fundación anunció que sería pospuesto su magno evento hasta nuevo aviso.

No teniendo más remedio que tomar esa dura decisión, Televisa de la mano del Teletón ven como los recursos se les escapan de las manos, pues la gente y las empresas están totalmente volcadas en ayudar a los damnificados de los desastres naturales.

Dichos recursos en donación son limitados, pues al menos en México, las empresas sólo pueden deducir hasta un siete por ciento de sus recursos acumulables anuales, por lo que la preocupación de la Fundación Teletón está latente, pues si pretende celebrar su colecta en diciembre, muchos de los que los han apoyado durante años ya habrán rebasado el tope para esas fechas.

En cuanto a los donativos que hace la gente común durante el magno evento, también aplica el 7 por ciento, pero si bien la gran bolsa se da gracias a las aportaciones pequeñas pero masivas, lo cierto es que para diciembre, la gran mayoría de ellos ya habrán hecho su buena acción en auxilio de los damnificados en México.

Al ver como el dinero se va por otro lado, Fernando Landeros lanzó un grito desesperado a la población para que donen al Teletón, bajo el entendido que lo que se recaude en estas fechas irá para los damnificados, y mismos recursos que también le servirían a la fundación para sobrellevar la situación hasta diciembre próximo.

A pesar de esos esfuerzos, y que se han abierto todos los centros del Teletón como puntos de acopio, debido a su reputación a la baja en los últimos años, la población ha decidido recurrir a otras alternativas de ayuda, confiada en que sus aportaciones sí llegarán a donde corresponden.

Con un negro panorama por delante, este 2017 tampoco será el año de la recuperación para el Teletón, que por segundo año consecutivos registró caídas en un 30 por cinto de sus donativos, desconociéndose hasta el momento cuánto descenderán esta vez, debido a que los recursos se están yendo para ayudar a los más afectados por los desastres naturales.