Guerra de Egos Hunden al Show de Arath de la Torre

El show nocturno de Arath de la Torre hace agua porque la producción se encuentra dividida entre aquellos que insisten en hacer la vieja comedia burda y llena de albures que por un largo tiempo caracterizó a Televisa, y otros que pretenden mexicanizar los modelos estadounidenses que por años han triunfado en el país vecino.

Todo comenzó cuando ejecutivos de Televisa llamaron a la productora Adriana Bello para que realizara una serie cómica para la plataforma Blim, no obstante en el camino, se dio un cambio de planes y se decidió que era mejor idea dar vida a un show nocturno que abordara temas políticos y sociales, aderezados con comedia.

Adriana Bello comenzó la Licenciatura de Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana, pero a mitad de sus estudios, decidió mudarse a Estados Unidos para terminar su carrera, ahora como periodista. Años después lograría integrarse al equipo de producción del exitoso programa Saturday Night Live, con la intensión de hacer la versión mexicana de dicha emisión.

Tras esa experiencia y prestigiada reputación, ejecutivos de Televisa la integraron a la empresa, y le dieron luz verde para crear el show nocturno que por años el consorcio de San Ángel tenía en el abandono, y que en el pasado le había dado muy buenos resultados.

Los problemas empezaron a presentarse desde el inicio, pues Bello comenzó a integrar su propio equipo de producción, situación que no fue bien vista por el personal de medio nivel que ya trabajaba en Televisa. Los despidos y reemplazos pronto comenzaron a darse, donde muy pocos lograron salvarse, pero los que se quedaron y que no trajo Bello, lo hicieron a disgusto.

Uno de los mayores problemas a los que tuvo que enfrentar la producción fue el hallar al titular del programa.

En el primero que se pensó en contratar fue a Chummel Torres, el cual no aceptó la oferta por miedo a que lo relacionaran con Televisa. Lo que sí hizo en cambio, fue correr a la cadena HBO a presumir que la empresa de Emilio Azcárraga lo estaba buscando, lo que generó que la productora estadounidense lo empleara de inmediato.

El siguiente candidato propuesto por Bello fue Eduardo Videgaray, mismo que fue visto como una excelente propuesta por los altos mandos de Televisa, pues es hermano del hasta hace poco secretario de Hacienda Luis Videgaray. Luego de algunas pláticas, Eduardo declinó el ofrecimiento pues no tenía tiempo de atender su actual programa “La Sopa” y el nuevo en cuestión.

La mirada después se dirigió en el cantante y presentador Leonardo de Lozanne, el cual prefirió seguir en su programa por cable “Miembros al Aire”. Posteriormente se buscó a Héctor Suárez Gomís, pero a los ejecutivos no les gustó la idea pues él y su padre desde hace años no guardan una buena relación con Televisa.

Por parte de la empresa se propuso al periodista René Franco quien ya tiene experiencia en shows nocturnos, no obstante, Adriana Bello se opuso pues el conductor se le hacía demasiado vulgar para el perfil que ella estaba buscando, además de que él es demasiado miedoso para hacer comedia política.

Finalmente la decisión recayó en Arath de la Torre quien fue propuesto por los altos mandos, situación que tuvo que ser aceptada a regañadientes por Bello, pues ya no había tiempo ni opciones viables para ese entonces.

Desde el primer programa las cosas comenzaron a complicarse, pues a Bello se le impusieron invitados como Joaquín López Dóriga, y escenas humorísticas que originalmente ella no quería incluir en la primera emisión.

Asimismo, Arath de la Torre centrado en su ego de gran comediante se resistía a seguir al pie de la letra las indicaciones de la producción, mientras que Adriana Bello en su afán de seguir fielmente la estructura de los programas nocturnos estadounidenses cayó en una actitud déspota, donde sólo ella tenía la razón, lo que provocó la fractura irremediable en el equipo de trabajo.

Para las siguientes emisiones el ambiente de tensión era ya insoportable, pues la mitad de la gente que trabaja para “Esta Noche con Arath” ya odiaba a Bello, al grado que una noche cuando la productora se dirigía por su automóvil al estacionamiento de Televisa, lo encontró con la pintura rayada y los neumáticos desinflados.

Ante el encono que se ha generado dentro de la producción, varios medios han afirmado que el programa pronto podría dejar de salir al aire, sin embargo, como bien lo aclaró Bello en su cuenta de twitter, ese infierno lo tendrán que soportar todos hasta el mes de diciembre, pues están contratados por la empresa hasta ese periodo.

Mientras la guerra de baja intensidad sigue escalando en “Esta Noche con Arath”, las criticas contra el programa continúan arreciando en las redes sociales, lo que sin duda puede colmar la paciencia de los ejecutivos, que en un arranque de cólera pudieran despedir a todos antes que llegue el plazo pactado.

Sobre la posibilidad de una segunda temporada, ni el más temerario de los que ahí trabajan, se atrevería a plantearla seriamente.