Fernando del Solar vive de la pantomima

En julio próximo, Fernando del Solar cumplirá cuatro años viviendo con su enfermedad relativa a un cáncer de pulmón. No obstante a que dicho padecimiento le hizo perder su familia, empleo y aparentemente todo su patrimonio, lo cierto es que muchos dudan que su actual situación sea mortal, y peor aún, otros afirman que se está aprovechando de su condición para lucrar al máximo con ella.

Y es que el 13 de julio de 2012, Fernando del Solar fue diagnosticado con linfoma de Hodgkin, lo que le obligó a dejar su trabajo en Tv Azteca para comenzar un tratamiento.

Tiempo después, su entonces esposa Ingrid Coronado decidió separase de él, pero no en el momento más crítico de su enfermedad. A decir de la presentadora, la separación se dio justo cuando Del Solar había terminado la primera etapa de su tratamiento, lo que le permitió librar el riesgo de muerte para esa enfermedad.

Según la Sociedad de Cáncer de América, si un paciente con linfoma de Hodgkin se atiende adecuadamente, tiene el 85 por ciento de éxito de superar la enfermedad, sin embargo, en los casos más drásticos, el 15 por ciento de ellos llega a morir durante los primeros dos años de presentarse los padecimientos.

Bajo esos antecedentes, justo al momento de la separación en 2013, Ingrid Coronado aseguró en una entrevista que su distanciamiento con Del Solar había surgido por la actitud irresponsable de su exmarido, pues habiendo ya superado el riesgo de su enfermedad, él quería seguir lamentándose, y en cierto sentido, aprovecharse de su exmujer para que continuara manteniéndolo.

Y es que de acuerdo a la ley mexicana, cuando un excónyuge se encuentra incapacitado para trabajar por enfermedad, es obligación de su expareja otorgarle una pensión en tanto él se recupera, situación que conocidos y allegados al exmatrimonio afirman que Del Solar ha explotado al máximo para aprovecharse de Ingrid.

Ante la imagen de lástima que ha proyectado del Solar ante los medios, y que ha dejado como una mujer inhumana a Coronado en los últimos días, la conductora Tania Rincón afirmó hace un par de meses que Fernando ya está recuperado de su enfermedad, pero insiste en ésta ante los juzgados para que Ingrid le tenga que dar una pensión.

Ante ese escenario, Coronado ha usado todo tipo de estrategias legales durante los últimos meses para evitar que el juez en turno le imponga una pensión a favor de su exmarido, el cual no tiene empacho en salir en playas y viajes de placer a través de las redes sociales, a pesar de que dice estar muy grave de salud.

La bomba explotó esta semana cuando la revista TVyNovelas publicó en su portada una entrevista con un médico que trató a Del Solar en los inicios de su enfermedad, donde aseguró que Fernando podría estar ya recuperado del cáncer que lo aqueja, y donde da a entender que si los padecimientos se hubiesen agravado, probablemente él ya no estaría con vida en estos momentos, como lo es común en los pacientes que no presentan mejoría.

Ante lo declarado por la publicación, Del Solar ha guardado silencio. En lo que en sí insiste por la vía legal, es que Ingrid Coronado lo mantenga, a pesar de que ella se hace cargo de sus hijos en común, pues viven con ella y se responsabiliza de todos sus gastos, a excepción de las colegiaturas.

Por lo pronto, a través de declaraciones filtradas por los juzgados, se sabe que Del Solar cuenta con seguro médico de gastos mayores, seis propiedades en México, un automóvil último modelo y una cuenta de ahorros en dólares. A pesar de todo ello, insiste en que no tiene forma de ganarse la vida, y por ello no ha cesado en su lucha legal con la intensión de que Coronado lo mantenga gracias a su pantomima médica en los medios de comunicación y en las redes sociales.