Empleados recogen obra de arte por considerarla “basura”

Los autores se llevaron la sorpresa de su vida al siguiente día de la inauguración.

El Museo de Arte Moderno y Contempóraneo de Bozen,  Italia, abrió sus puertas a la obra de los artistas: Goldschmied y Chiari con una exposición de arte conceptual titulada ‘¿A dónde iremos a bailar esta noche?’

La desgracia  ocurrió el día siguiente de la inauguración, cuando llegaron los empleados de limpieza y confundiendo la obra conceptual con los restos de la fiesta del día anterior y desmontaron la instalación por completo.

La obra de arte  compuesta por botellas, colillas de cigarros, vasos, serpentinas y confeti  no fue lo suficientemente convincente para los empleados el museo, que celosos de su deber limpiaron el salón.

La obra fue reinstalada de nuevo, y se le explicó a todo el personal del museo que el arte concepto, no siempre luce como el arte tradicional.

La BBC informó que los autores intentan  representar con esta instalación, la corrupción política y el hedonismo que caracterizó a la alta sociedad de los ochenta.

Sin quererlo estos empleados de limpieza les dieron la mejor publicidad a los creadores, Goldschmied y Chiari.