Eduardo Yáñez ya Está en México y ha Bajado más de 10 kilos

Luego de que Eduardo Yáñez armara tremendo zafarrancho en una alfombra roja tras haber cacheteado a un reportero, el actor finalmente llegó a México como lo había advertido, pero sus allegados aseguran que se encuentra en un cuadro de depresión profundo y está irreconocible.

En lo que se consideró una fuga para evitar ser detenido en los Estados Unidos en caso de que no pudiera indemnizar al reportero Paco Fuentes, quien lo demandó por varios miles de dólares, Eduardo Yáñez prefirió abandonar el vecino país y afrontar el litigio en territorio mexicano por si las dudas.


Pedro Sola Queda Sordo Después de su Debut de Deejay

A reserva de que Yáñez ya no podrá trabajar en la Unión Americana por un buen rato, su relación con Televisa prácticamente está agotada, pues es sabido que ejecutivos de esa empresa no quieren saber nada de él, independientemente de que hace unos meses rompieron toda relación contractual.

El regreso de Yáñez a México ha sido más duro de lo que se imaginaba, pues actualmente el actor se encuentra encerrado en su casa al sur de la ciudad, con el fin de no encontrarse a nadie del medio que le pregunte qué fue lo que sucedió en aquella fatídica alfombra roja.

Aunque se sabe que al menos dos televisoras y una estación de radio lo han buscado para darle seguimiento a su caso, Yáñez ha preferido mantenerse al margen para ya no seguir removiendo malos recuerdos, y con la esperanza de que ese negro capítulo en su vida pronto sea olvidado por propios y extraños.

Consuelo Duval Vuelve a Hacer Panchos en Televisa

A decir de gente cercana a su novia África Zavala, Eduardo está mucho más tranquilo de lo normal, sólo sale a la calle lo estrictamente necesario para hacer trámites personales y prefiere esquivar la mirada de las personas que logran reconocerlo, pero que tienen ya miedo de pedirle un autógrafo por la fama de agresivo que se ha ganado a pulso.

Lo que sí es notorio, es que Yáñez ha bajado como mínimo diez kilos de peso, se le nota barbón y ojeroso, síntoma de que atraviesa por un cuadro de depresión, porque su carrera prácticamente está acabada, tal y como él lo confirmó en una entrevista para Univisión.

Esperanzado en que sus problemas legales se resuelvan de la mejor manera posible, y consiente de que debe de solicitar ayuda profesional para el control de la ira, Eduardo Yáñez finalmente ya se instaló en México, con la ilusión de que el público lo perdone, y pueda retomar su exitosa carrera artística como antes.

Burla Completa al Premiar a Lucero Como Cantante del Año