Critican a La Choco Pérez por Burlarse de los Pobres

En el mundo de la farándula no existe conductora más presuntuosa que Jimena “La Choco” Pérez, la cual no pierde la oportunidad de exhibir su vida de lujos a través de las redes sociales, no importándole que en México más de la mitad de la población de encuentra en situación de pobreza.

Si al principio para sus seguidores resultaba interesante saber más sobre el estilo de vida de La Choco Pérez, de un tiempo a la fecha, la conductora de Ventaneando se ha vuelto insoportable al presumir por sus redes sociales vestidos, compras, viajes y hasta lo que se va comer, en un exceso por mostrar su vida privada.

El colmo llegó esta semana cuando La Choco haciéndose la simpática presumió que compraría una serie de cortes de carne para un cumpleaños, lo que provocó que varios cibernautas tomarán el gesto como una burla a todos aquellos mexicanos que se quedaron sin nada en Oaxaca y Chiapas, luego de los fenómenos naturales que se suscitaron en el centro del país.

Reprochándole que miles de familias no tienen nada que comer, ni techo donde dormir, las críticas hacia La Choco no se hicieron esperar, no tanto por su frivolidad, sino porque en esta ocasión sí se pasó al presumir que compraría cortes cárnicos de lujo, en un momento de sensibilidad nacional por los malos momentos por los que atraviesan aquellos que lo perdieron todo.

Ante su falta de tacto y respeto por los mexicanos que no la están pasando nada bien, La Choco ni se inmutó que su vanidad resultó ofensiva para un buen número de la población en estado de vulnerabilidad, y a pesar de que le reclamaron su burla, la presentadora de Ventaneando siguió posteando la vida de lujos que lleva.

A pesar de las criticas difundidas, Tv Azteca fue incapaz de llamarle la atención por sus desplantes, siendo que la televisora se ufana de estar comprometida con los que menos tienen, lo que hace contradictoria su labor altruista con el comportamiento infame de sus presentadores.

Mientras La Choco Pérez sigue presumiendo su vida en rosa, Televisa consciente de que estos momentos no son para la frivolidad, desde la semana pasada emitió un memorándum para que todos sus presentadores guardaran mesura desde su forma de vestir, hasta la forma de conducirse en sus redes sociales, para no levantar susceptibilidades que pudieran molestar a los más afectados.

Lejos de seguir ese ejemplo de prudencia, La Choco Pérez en su soberbia sigue presumiendo sus costos vestidos a diario, ventila sus viajes de placer, y hasta exhibe por las redes sociales lo que va desayunar o comer.

La pobreza mental de La Choco la ha llevado a perder el piso en su afán de trascender, donde el grado de lo frívolo ya quedó atrás, para abrir paso a un clima de burla y falta de sensibilidad del entorno que le rodea.