Por Crisis, Televisa Suspende Programas Sobre Fiestas Patrias

Como cada año, todos pensaban que Televisa festejaría el mes patrio con varios programas especiales alusivos a la Independencia de México principalmente, pero debido a la profunda crisis financiera por la que atraviesa la empresa, tales eventos serán suspendidos.

Bajo ese escenario, desde el mes pasado, se le informó al productor Guillermo del Bosque, encargado de eventos especiales de Televisa, que fuera preparando una serie de programas alusivos al mes patrio, donde habría fiestas, conciertos y hasta documentales que se trasmitirían a lo largo del mes de septiembre.

Todo iba viento en popa, hasta que se le informó a Del Bosque que suspendiera todo, ya que no había presupuesto para llevar a cabo los programas especiales, y donde si a caso, en días posteriores se le informará si tiene luz verde para grabar únicamente la emisión festiva que Televisa trasmite desde hace años, justo la noche del 15 de septiembre, luego de que el Presidente de la República dé el Grito de Independencia.

En medio de la falta de recursos, Televisa pensaba que el Gobierno Federal le patrocinaría durante el mes de septiembre una serie de programas que fomentaran el patriotismo, pero ya preparados para hacer su gran negocio, la administración de Peña Nieto negó esos recursos extras, y con ello, se vino abajo el plan de la televisora.

A punto de entrar al “Año de Hidalgo” en cuatro meses, el gobierno federal decidió adelantarlo, y en vez de retacarle los bolsillos a Televisa con programas patrioteros, mejor decidió ahorrarse ese dinero, el cual muy probablemente desaparecerá en lo que resta de este ejercicio fiscal.

Y es que ante la voracidad de la actual administración de Enrique Peña Nieto, Televisa ha recibido sus pagos correspondientes bajo el rubro de publicidad, pero dicha cuota ha sido fija y etiquetada, sin la posibilidad de que se amplié notablemente con ventas extras o emergentes a favor de la televisora.

Por esos motivos, a la empresa de San Ángel le fue negado un presupuesto extraordinario para armar una serie de programas alusivos a la patria, y al no querer sufragarlos de su propio bolsillo, simplemente decidió cancelarlos sin más ni menos.

Ante el amago de que la televisión abierta no festeje la Independencia de México, Televisa está esperanzada que en el transcurso de esta semana a más tardar, el gobierno federal recapacite y le otorgue una partida extraordinaria para realizar sus emisiones especiales, lo cual se vislumbra altamente improbable.

Prácticamente suspendidos los festejos patrios en Televisa, algunos al interior de la empresa al menos se consuelan que podrán participar en el especial “Fiesta Mexicana” que se trasmitirá posterior al grito, pero no hay que descartar que ni eso se logre producir, pues se sabe que los ejecutivos del consorcio están muy enojados, y en un berrinche a forma de protesta, son capaces de cancelar absolutamente todo.