Comunidad gay desprecia a famosas sin talento


Durante la 38 Marcha del orgullo Lésbico-Gay que se llevó a cabo el fin de semana en la Ciudad de México, varios famosos aprovecharon la oportunidad de exhibirse ante más de medio millón de asistentes, luego de que las autoridades capitalinas anunciaron que la celebración culminaría con un concierto en el Zócalo.

Y es que desde el momento que se anunció la posibilidad de que algunos cantantes amenizarían el evento, los celos profesionales surgieron entre Gloria Trevi y Alejandra Guzmán, las cuales fueron invitadas de forma paralela para cerrar concierto.

Hecha la invitación, la Guzmán se dijo encantada de asistir, mientras que la Trevi no se mostró muy complacida de compartir el escenario con su colega, ya que a decir de su equipo, ella tenía más derecho de cerrar el concierto, ya que en otras ocasiones ha mostrado su apoyo hacia la comunidad lésbico-gay.

Al final, sólo Alejandra Guzmán se presentó al cierre del concierto, lo que generó el agradecimiento de los asistentes, pues ella fue la única famosas que cuenta con una trayectoria de calidad dentro de la música, a diferencia de otras invitadas que aprovecharon las ocasión para exhibirse a pesar de que no cantan nada.

Y ese que por varios años, famosas han tratado de enarbolar la bandera lésbico-gay no importándoles que su carrera musical deje mucho que desear, bajo la idea de que como pocos famosos son los que apoyan abiertamente a esa comunidad, entonces se tienen que aguantar ante la falta de perfiles con talento.

Pero esa condición se rompió este año, justo cuando por fin se invitó a alguien que sí canta, lo que marcó una diferencia entre aquellas famosas que sólo van de relleno cada año, y la Ale Guzmán que ya era esperada con ansias para cerrar el concierto.

Entre las famosas que fueron despreciadas por el público, estuvo la cantante Lorena Herrera, a quien entre rechiflas bajaron a la segunda canción. La rubia famosa a regañadientes tuvo que desalojar el escenario, para dejar entrar a otra celebridad que tampoco le fue bien.

La siguiente en subir al templete fue la exuberante Ninel Conde, quién por más que le hacía al cuento, tampoco logró encender a los asistentes, quizás porque su perfil va enfocado mayoritariamente al público heterosexual masculino, lo que sin duda no gustó entre los ahí presentes, pues además los berridos eran insoportables.

Otros famosos que también se dieron cita fueron Lolita Cortes, a quien alguno apenas lograban reconocer pues iba vestida muy moderadamente a comparación a lo que acostumbra.

Asimismo, en un camión turístico se paseaban en medio desfile la actriz Aleida Nuñez, la supuestamente deejay Carmen Campuzano, la misma Lolita Cortés, la actriz y conductora Marlene Favela, la virtualmente desconocido exparticipante de las casa de Big Brother Danielle Clyde, y hasta la bruja Zulema, mismas que eran ignoradas constantemente a su paso.

Finalmente, la celebración culminó a las nueve de la noche con el cierre del concierto de Alejandra Guzmán, donde los asistentes se mostraron satisfechos tras su presentación.

Pero lo que la llamó la atención es que aparentemente los integrantes de la comunidad lésbico-gay, ya no están dispuestos a soportar a cualquier famoso sin talento en aras a que les hagan el favor, sólo porque no son una mayoría entre la población. El mensaje en esta ocasión fue claro: O se evita a los famosos del relleno o los ignoramos olímpicamente.