Ciro Gómez Leyva, el nuevo Zabludovsky de la TV

A partir de esta semana, el periodista Ciro Gómez Leyva comenzará la trasmisión del noticiero estelar de la tercera cadena de televisión abierta, donde en un inicio podrá verse en 60 ciudades de todo el país, con lo que podría llegar desde este lunes a un universo de más de 70 millones de personas, de acuerdo con la concesión entregada a Grupo Imagen.

Mientras las proyecciones de Imagen Televisión estiman que en tres años, la nueva cadena alcance a 106 millones de televidentes, su área de noticieros será fundamental para lograr esa meta, y para ello, deberá aplastar a su competencia representada por Denise Maerker y Javier Alatorre.

Y es que Gómez Leyva librará la batalla informativa prácticamente solo, pues los espacios noticiosos matutinos y vespertinos de Imagen Televisión serán ocupados por Francisco Zea y Yuriria Sierra, los cuales han probado con creces que no funcionan para llevar a cabo esa labor, pues su nivel de experiencia y carisma es casi nulo.

Bajo ese entendido, Ciro Gómez Leyva intentará acaparar a los televidentes cada noche, tarea relativamente sencilla, pues su discípula Denise Maerker fracasó rotundamente en su nuevo noticiero que se trasmite por Televisa, al grado que el aburrido y tendencioso Javier Alatorre logró superarla en raiting durante las últimas semanas.

Ante el vacío informativo, Gómez Leyva se perfila a colocarse como el nuevo Jacobo Zabludovsky, periodista que al monopolizar los noticieros nocturnos, manipulaba a su antojo la información para ponerla al servicio del poder en turno.

Que Gómez Leyva será el nuevo alfil del poder no cabe la menor duda, pues como ya lo ha demostrado en su programa de radio y en sus columnas periodísticas, lo mismo ha defendido a ultranza a Elba Esther Gordillo, Marcelo Ebrard y al traficante de mujeres Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, al anteponer su amistad e intereses a la labor informativa responsable.

Con esos antecedentes, con menos pelo y una generosa dosis de botox que ya le desfiguró la cara, Gómez Leyva estará acompañado de personajes de dudosa reputación como Javier Alarcón, quien fue corrido de Televisa por presuntamente haber desfalcado 10 millones de pesos a la empresa, además de acumulársele las denuncias de sus excompañeras de trabajo por haberlas acosado.

Asimismo, el noticiero contará con la presencia del polémico analista financiero David Páramo quien renunció a Tv Azteca, y ahora defenderá recalcitrantemente a los banqueros y los funcionarios de Hacienda, tal y como lo hacía en el Canal 40 cuando trabajaba con el propio Gómez Leyva en los noventa.

Finalmente, en el noticiero nocturno también estará la boliviana Paola Virrueta, quien fue rescatada de Excelsior Tv, y que le dará el toque femenino y de color al informativo, misma que logró llegar ahí por una recomendación personal de dueño del canal, Olegario Vázquez Aldir.

Con tal equipo de colaboradores, Ciro Gómez Leyva está listo para regresar los noticieros veinte años atrás, donde una sola voz intentaba marcar la agenda informativa nacional, ante la incapacidad de la competencia por presentar programas noticiosos decorosos, donde un advenedizo ahora se aprovecha de la crisis por la que atraviesa la televisión abierta mexicana.