Chapoy se la Sentencia Atala por Subir de Peso

De unos meses a la fecha, Atala Sarmiento está muy preocupada por conservar su trabajo en el programa Ventaneando, ya que ella es la primera en saber qué a Paty Chapoy le disgustan las colaboradoras con sobrepeso.

Y es que Atala siempre ha luchado conservar la línea, pero de un trimestre al día de hoy, su físico no ha respondido a las dietas y los ejercicios, y lamentablemente ha comenzado a presentar kilos de más.

Aunado a esa situación, ella está por cumplir los 45 años de edad, lo que indica irremediablemente que su silueta va en declive, pero en vez de tomarlo con naturalidad, la rubia presentadora está preocupada más de lo normal por su trabajo.

Según la propia Atala, hace un año se le diagnóstico un padecimiento genético sanguíneo qué tiene que ser tratado con fármacos que aparentemente son lo que le producen aumentar de peso, a pesar de las dietas y los ejercicios a los que se somete.

Si bien esa situación tendría que ser tolerada por cualquier persona razonable, lo cierto es que a Paty Chapoy le disgusta sobremanera que las mujeres que aparecen con ella en el panel de Ventaneando luzcan con kilos de más, cualquiera que sea su situación.

Pruebas de que Chapoy no se tentará el corazón sí Atala no baja de peso, fue cuando corrió a Martita Figueroa por considerarla demasiado obesa. Lo mismo sucedió con Jimena Pérez la chocó y con Inés Gómez Mont cuando ambas estuvieron embarazadas.

La casusa del por qué Chapoy no soporta a las gordas, cualquiera que sea su motivo, es que para ella siempre una mujer debe estar presentable y en buena línea si pretende aparecer a cuadro en la televisión. Es por esa razón qué Paty desde hace años se convirtió al vegetarianismo para evitar entre otras muchas cosas subir de peso.

Lo curioso del asunto es que Chapoy al parecer sólo es exigente con las mujeres, pues cuando se trata de los hombres como en el caso de Daniel Bisogno y Pedrito Sola, hasta les festeja que lleguen al foro dando el botonazo en el pantalón.

Sabiendo de esas aversiones de Paty, Atala en las últimas semanas ha tratado de disimular su sobrepeso usando ropa estrafalaria con el fin de desviar las miradas de su persona, no importando le caer en el ridículo con toda la bola trapos que se pone encima.

Y es que Atala lo mismo aparece con un sombrero de plumas que con unas botas hasta las rodillas, o vestidos y blusones multicolores, y completamente holgados para que cumplan su función distractora.

Pero por más que lo ha intentado todo, Atala sabe muy bien que ya le está colmando la paciencia a Chapoy, por lo que si no baja pronto de peso, más vale que se vaya despidiendo del programa Ventaneando, pues esa es una de las cosas que su jefa nunca ha perdonado, y por supuesto, no lo hará con ella.