Canales de Paga de Televisa Cobrarán a Artistas por Presentarse

Los días de la bonanza para Televisa acabaron hace un buen rato, y debido a que desde las más altas esferas se emitió la orden de que todo proyecto debe ser rentable a partir de ahora, las medidas drásticas se han trasladado a su área de contenido de paga, donde ya quieren sacar dinero hasta por debajo de las piedras.

Y es que luego de operar con números rojos por un largo lapso, canales como Bandamax, Telehit y Unicable, entre los más destacados, tienen la orden expresa de incluir más publicidad en sus señales, como también cobrar a partir de este mes, a todo aquel que quiera promocionarse en sus trasmisiones.

De ese modo, todos los conjuntos de la onda grupera que quieran presentarse en canales como Bandamax y RMS, anteriormente conocido como Ritmo Son, deberán arreglarse con la producción para comprar espacio, ya sea para que sean entrevistados, lancen un disco, o programen sus temas musicales al mejor estilo de la payola de antaño.

En el mismo caso estará el canal Telehit, el cual cobrará por trasmitir los videos musicales de los nuevos valores, como también de los que ya tienen una fama bien ganada de años, no permitiéndose a nadie aparecer a cuadro si no pasó antes por el departamento de facturación de Televisa Networks.

De igual forma, la orden es idéntica para los programas de Unicable, donde existen varias emisiones de entrevistas a famosos, mismos a los que ya no se les permitirá aparecer de a gratis, pues tendrán que pagar su respectiva cuota si pretenden presentarse en revistas televisivas como “Miembros al aire”, “Netas divinas”, “Moyou” y “Susana adicción”, entre los más sobresalientes.

Instalados formalmente el chayotazo y la payola en los canales de paga de Televisa, los conductores de esos programas se encuentran más que preocupados, pues actualmente les cuesta bastante trabajo llevar a invitados reconocidos sin paga alguna, por lo que ahora al querérseles cobrar, será todavía más difícil lograrlos convencer para que se aparezcan ahí.

Si a eso se suma que Televisa ha quitado a diestra y siniestra la mayoría de las exclusividades en el último año, la situación se complica aún más, pues lo famosos ya son libres de decidir si acuden a un llamado o no, que ahora por si no fuera poco, tendrán que solventar de su propio bolsillo.

Ante tal medida, los productores de los canales de paga de Televisa han comenzado a quejarse, ya que sí se les cobra a los invitados, pocos serán los verdaderamente famosos que acudan a sus emisiones, pues ninguno de ellos tiene la necesidad de que lo promocionen, pues ya son todas unas celebridades.

En sentido contrario, todo aquel relleno que cuente con el capital suficiente podrá aparecer en los programas, aunque sea por única ocasión, lo que bajará el interés del público al ver en su pantalla a puro desconocido que, sólo porque pagó, ya tiene el derecho de presentar su material discográfico o su obra de teatro en la que participa.

Al mero estilo de las estaciones de radio de los ochentas, los canales de paga de Televisa se regirán por un interés meramente económico, lo que trae de cabeza a productores, conductores y presentadores, pues el que no ingrese recursos a la caja, ya se puede ir despidiendo de su emisión.