Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Busca Netflix darle la puntilla a Televisa y Tv Azteca

Actualmente Netflix cuenta con poco más de 2 mil empleados en el mundo, opera en 40 países y tiene 60 millones de suscriptores. En México la empresa de streaming tiene un millón 400 mil usuarios, lo que representa ya el diez por ciento del mercado de televisión de paga.

Para este año, el crecimiento de Netflix en México se proyecta en un 50 por ciento, lo que significaría que en nuestro país la empresa tendría poco más de dos millones de suscriptores en todo el territorio nacional.

Mientras Netflix sigue creciendo a pasos agigantados, Televisa y Tv Azteca siguen apostando a la producción de contenidos tradicionales, como las telenovelas y el fútbol, los cuales han caídos permanentemente del gusto del público.

En comparación, Netflix sigue cerrando acuerdos con las más importantes cadenas de televisión en el mundo, además de producir impactantes películas y series que son adictivas para todos sus suscriptores.

Durante el 2015, Televisa reportó pérdidas de hasta un 25 por ciento en sus ganancias brutas, mientras que Tv Azteca fue la que más sufrió al ver ingresos disminuidos hasta en un 50 por ciento.

Gran parte de ese descalabro se debió a que los anunciantes se redujeron drásticamente, y optaron por buscar canales de mayor penetración y poder adquisitivo como lo es la tv de paga, además de que le huyeron a la televisión abierta por carecer contenidos atractivos.

Mientras la televisión por cable logró salvar a Televisa este año, Tv Azteca está al borde de la quiebra al carecer de un red robusta en ese sector, pero la expansión de Netflix en México amenaza con darle la puntilla a ambas televisoras este 2016.

La desesperación para las televisoras es tan grande en torno a ese competidor, que Televisa lleva por lo menos dos años tratando de implementar su propio sistema de streaming (Veo Tele para llevar y Veo Play), el cual ha fracasado rotundamente, mientras que TV Azteca ni siquiera se ha planteado esa posibilidad seriamente.

Analistas han proyectado que ante el avasallamiento de Netflix hacia las televisoras, éstas no tendrán más remedio que asociarse con el gigante del streaming con la intensión de difundir sus contenidos en esa plataforma, o de lo contrario, sucumbir ante la falta de ingenio y de oferta hacia la audiencia mexicana.

Lo anterior significaría que tanto Televisa como Tv Azteca serían un canal más dentro de Netflix, lo que representaría una caída mucho más pronunciada en sus ingresos, sin contar que su influencia en la teleaudiencia nacional sería ya escasa.

2016 se presenta como el año más difícil para las televisoras, pues sin capital para reinvertir en contenidos atractivos, la migración hacia Netflix de la audiencia nacional será más robusta, lo que pondría técnicamente en números rojos a Tv Azteca, y eventualmente a Televisa.