Azcárraga se Ensañó con Lolita Ayala

La periodista Lolita Ayala fue la conductora de noticias que más salió perjudicada en los recientes cambios que Televisa realizó en sus espacios informativos, pues de todos los presentadores que salían a cuadro hasta el pasado mes de agosto, ella fue la única que fue removida de la pantalla.

Y es que mientras a Denise Maeker se le dio el noticiario principal y a Paola Rojas se le llamó al canal dos, Lolita Ayala fue reemplazada en su espacio de la tarde por Karla Iberia Sánchez.

Peor aún, a Joaquín López Dóriga, Adela M icha y Víctor Trujillo se les reubicó en otros programas de menor importancia, pero al fin y al cabo se les dio un premio de consolación por los años de servicio prestados a la empresa, en tanto a Lolita Ayala con 45 años de laborar en Televisa se le propinó prácticamente una patada en el trasero.

Lo más trágico de todo el asunto, es que Emilio Azcárraga hizo gala de toda su hipocresía cuando apareció en el último programa de Lolita Ayala para agradecerle hasta el infinito su compromiso con Televisa, siendo que al mismo tiempo, el jurídico de la empresa le quitaba su contrato de exclusividad a la comunicadora, por lo que ahora tendrá que vivir de sus ahorros, pues la dejaron sin su trabajo.

Según fuentes cercanas a Noticieros Televisa, a Lolita Ayala tras más de cuatro décadas de laborar en Televisa, no se le pagó su prima de antigüedad completa pues se le dijo que probablemente para 2017 comenzaría nuevos proyectos, no obstante tras firmar su finiquito, difícilmente se le podrá cumplir lo prometido.

A la nostalgia de perder su público y su fuente de ingresos, Lolita Ayala ha tenido complicaciones en su salud, pues a un año de caerse de un helicóptero en Chihuahua, no se ha podido recuperar de las lesiones que sufrió en su columna, la cual tiene en funcionamiento en un 70 por ciento, además de que se dijo también le afectó la memoria.

Con ese panorama, se sabe que Lolita cayó en un cuadro de depresión profunda, donde en sus últimas presentaciones en eventos públicos estalló en llanto cuando se le pregunta sobre su partida del noticiero denominado “Muchas Noticias”.

Tras esa ingratitud mostrada por el dueño de Televisa, Lolita Ayala ha dicho que se tomará unas largas vacaciones para asimilar el golpe artero, y aunque aseveró que esperaría el llamado de la televisora para reintegrarse en algún programa, ella en el fondo sabe que su carrera en la televisora de San Ángel prácticamente culminó.

Tan sabe Ayala que su cese en Televisa podría ser definitivo, que la periodista ya dejó entrever que podría continuar su carrera dentro de la radio, y quizás en el mundo del internet, pues a su decir, ella aún está en plenas facultades.

Cerrado el ciclo de Lolita en Televisa, su público aunque cada vez más desnutrido, pero muy fiel a ella, ya no tendrá la opción de recibir las noticias de una forma optimista y peculiar como ella las presentaba, pero que sin duda habían marcado un hábito de informarse a la hora de la comida.