Arranca la Voz Kids con Jueces y Presentadores Inapropiados

A horas de que inicie la Voz Kids en México, reality show que pretende desbancar a su competencia MasterChef junior, los problemas y la polémica ya comienzan a presentarse, pues los jueces y presentadores poco se identifican con el espíritu infantil del programa, como también, ya corren versiones de que nuevamente, la emisión ya se está arreglada para hacer ganar a sus favoritos.

Por principio de cuentas, el productor Miguel Ángel Fox viene de una racha de fracasos estrepitosos como lo fue la última edición de Big Brother y la quinta temporada de “La Voz, México”.

No importado esos antecedentes fallidos, Televisa decidió desempolvar “La Voz Kids”, la cual fue grabada en agosto del año pasado con el fin de ahorrar recursos aprovechando que a la par producía la versión para adultos del mismo concurso, y ahora luego de ocho meses, pretende que sea un éxito nacional.

Si bien, la Voz Kids estará desfasada y hasta ya se decidió quienes serán los finalistas, el primer problema a superar será que los jueces, como los presentadores, logren conectar con el público, pues sus perfiles, son más acordes a un público maduro que a uno enfocado a los niños.

Así, entre los primeros jueces estarán los cantantes Emmanuel Y Mijares, que pretendiendo hacer uno de dos, nada tienen en común con los niños que participarán, pues fácilmente podrían ser sus abuelos.

De igual forma, la cantante Rosario Flores será otra de las jueces. Aunque la española sin duda tiene una trayectoria sólida en su país, en México, no es conocida masivamente, y menos por los participantes. De forma adicional, Rosario participa en La Voz España actualmente, lo que provocará inevitablemente las comparaciones odiosas entre una producción y otra.

Finalmente, el otro juez será el reguetonero colombiano Maluma, quien jugará el papel de ídolo juvenil del programa, pero que en definitiva dista de ser un ejemplo para la niñez mexicana, pues sus canciones además de estar subidas de tono, incitan al machismo, la discriminación y la violencia intrafamiliar.

Como presentadoras, se contrató a Yuri, quien si bien es carismática, a sus 52 años también parecerá la abuelita de los concursantes, mientras que como anfitriona, se llamó a Olivia Peralta, una desconocida en el mundo de la farándula, pero que hizo valer sus influencias con el productor Miguel Ángel Fox, pues proviene de una familias más poderosas de México.

Si los personajes de la emisión dejarán mucho que desear, la mayor problemática está en producción, pues al ya haber sido grabado el programa en su totalidad, no se podrán hacer ajustes de último momento, como tampoco invitar a alguien de manera especial que les ayude a mejorar la audiencia en caso de ser necesario.

Lo peor del asunto, es que Miguel Ángel Fox desde antes de que se estrene el programa, ya está escondiendo a los niños participantes, en primer lugar, para que no filtren quiénes serán los finalistas de manera anticipada, como también, para evitar que el público note el cambio y crecimiento del los niños luego de ocho meses de haberse grabado la emisión.

La preocupación de Fox por aislar a los niños de la Voz Kids es tan grande, que ya advirtió que una vez terminado el reality show no se ayudará a nadie de ellos en sus carreras, lo que le garantizaría el silencio de lo que realmente ocurrió en el programa.

En cuanto a la gran final, se filtró que la producción ya tiene grabados tres finales distintos para que el público vote por el ganador. Como es costumbre en los reality shows de Miguel Ángel Fox, el fraude de nueva cuenta estará presente, pero ahora cínicamente ya se anunció, pues de antemano ya se sabe que los finalistas ya los escogieron ellos, como también no hay garantía de que el ganador sea efectivamente el que mayor votos obtuvo por parte de la gente, pues nunca se sabrá si efectivamente se grabaron los tres desenlaces distintos.

Todo dispuesto para que la Voz Kids sea otra fracaso anunciado, ahora hay que esperar si Televisa por fin se deshace de Miguel Ángel Fox que sólo pérdidas le ha provocado a la empresa en los dos últimos años, y más aún, ahora que su protector José “Pepe” Bastón ya fue removido de su alto cargo dentro del consorcio de San Ángel.