Anette Michel pide que se le haga justicia

Resurgiendo en la televisión con Masterchef, Anette Michel quiere aprovechar su segundo aire para volver a ser un pilar de Tv Azteca, justo como lo fue cuando debutó en su primera telenovela hace casi ya dos décadas.

Y es que a los 20 años, ella dejó la boutique donde trabajaba como vendedora para comenzar a modelar. Las principales agencias de modelos de México comenzaron a disputársela. Tiempo después y con muchos comerciales realizados, el actor Fernando Ciangherotti la convenció de ir a un casting para la novela “Al norte del corazón”, donde después de quedarse con el papel principal, ganó notoriedad entre los ejecutivos de la empresa así como fama entre el público.

Debido a la popularidad que adquirió en su estreno, en 1998 fue integrada al elenco del programa de revista “Tempranito” donde estuvo un corto tiempo, pues fue requerida para protagonizar la telenovela “Marea Brava”. Culminado ese compromiso, la actriz regresó nuevamente al matutino al lado de Alan Tacher e Ingrid Coronado.

Alternando telenovelas y la conducción durante los siguientes años, Michel finalmente dejó “Tempranito” a finales de 2005 ya que la empresa decidió renovar el espacio matutino que después se transformaría en el programa “Venga la Alegría”.

En esa transición Anette estaba en el momento cúspide de su carrera, no obstante a esa situación, no fue incluida en el elenco del matutino renovado. Las razones de esa decisión, fueron que la producción se negó a pagarle una suma estratosférica a la conductora, además de que en la empresa ella ya había sido etiquetada como problemática, pues constantemente tenía diferencias con sus compañeros de trabajo.

A partir del año 2006 vino el declive de Michel. Cotizándose muy alto, varias producciones la querían, pero no podían pagarle lo que ella pretendía. A lo más, le ofrecían papeles secundarios en telenovelas y uno que otro estelar, donde pasó sin pena ni gloria.

Además de la actuación, Anette Michel tiene una debilidad especial por los programas matutinos, pues para muchos, es mejor conductora que actriz, pero lo que realmente se le hace atractivo de ese tipo de formatos, es que ella está constantemente a cuadro, como también, la permanencia y la paga es mayor que le puede ofrecer cualquier telenovela.

Bajo ese cometido, Michel intentó regresar sin mucha fortuna a “Venga la Alegría”. Insistiendo en los programas de revista, en 2008 se integró al elenco del programa “Pokar de Reinas”, el cual resultó un fiasco.

En los siguientes cuatro años realizó cuatro telenovelas sin mucho éxito, destacándose si acaso “La Mujer de Judas” que no tuvo el éxito esperado. Asimismo, en 2011 nació su único hijo, lo que la hizo retirarse temporalmente de la actuación.

Para 2014 se dijo que Anette regresaría a la pantalla chica para conducir el programa “Venga la Alegría”, lo cual nunca fructificó. Meses después, se rumoró que Michel llegaría a “Venga el Domingo”, lo cual tampoco se concretó. Ante la desesperación de estar parcialmente sin trabajo, la conductora incursionó en el negocio de los banquetes y fiestas, en el cual también fracasó.

La suerte de Michel comenzó a cambiar cuando fue convocada para conducir el reality show gastronómico Masterchef en 2015, mismo que resultó todo un éxito. Un año después, repitió la misma fórmula en su versión infantil, lo que le trajo nuevamente el reconocimiento del público.

Llegado su segundo aire en la televisión mexicana, se sabe que Anette Michel no quita el dedo del renglón en cuanto a la posibilidad de regresar a la conducción. Para ello, ha insistido a los ejecutivos de Tv Azteca que la integren en algún programa de revista los fines de semana, ya sea en “Venga el domingo” o en una reedición de “Tempranito” los sábados, en un pleno acto de justicia tras haber demostrado que el público la quiere y que ella sigue vigente.