Amiguito de Luis Gerardo Méndez los Ventiló Porque no le Pagaron

Luego de que una revista de espectáculos revelara una conversación de Luis Gerardo Méndez con un estudiante de arquitectura, donde le propuso acudir a una cita amorosa con él y su pareja Pablo Chemor, la proposición fue sacada a la luz pública, ya que ambos actores no quisieron pagarle por sus servicios al invitado.

En dicho material, se pudo observar que el estudiante hizo contacto con el actor a través de una red de encuentros ocasionales, y después de que Luis Gerardo Méndez quedó impactado por el físico del universitario, lo invitó a pasar unas horas de relajación en su cuarto de hotel, ubicado en Puebla.

Todo iba bien hasta que Luis Gerardo Méndez le comunicó a su nueva conquista que el encuentro no sería entre ellos dos solamente, sino que a la fiesta también se uniría su pareja Pablo Chemor, lo cual desconcertó al estudiante, pues él solo quería pasar un buen rato con el famoso actor.

Como es común en ese tipo de redes de ligue, la gran mayoría de los que ahí se publicitan no lo hacen desinteresadamente, y aunque no se exhiben tarifas por los servicios ofrecidos, es de uso común que luego de los encuentros se otorgue una gratificación a los que acuden a las citas.

El problema se presentó cuando el estudiante esperaba su paga luego de acudir a la cita, y ni Luis Gerardo Méndez, ni Pablo Chemor hicieron el mayor intento por gratificarle sus servicios, alegando que ellos sólo se habían comprometido a pagarle el taxi de regreso a modo de cortesía, pues a su parecer, el universitario debía sentirse agradecido por haber estado con un par de famosos.

Al sentirse estafado, el estudiante amagó con revelar las conversaciones que habían sostenido previamente, pero tanto Luis Gerardo Méndez como Pablo Chemor le advirtieron que nadie le creería y que le hiciera como quisiera, pues ellos no estaban a acostumbrados a pagar por ese tipo de servicios.

Confiados a que el estudiante no ventilaría todo lo sucedido, ya que también su propia reputación estaba de por medio, el universitario comenzó a quejarse por la misma red de encuentros que había sido estafado por el famoso actor, hasta que alguien le recomendó que vendiera la información a alguna revista de espectáculos.

Tras garantizarle su anonimato y contar sólo la versión hasta antes del encuentro, el estudiante entregó capturas, fotos y audios a la mencionada revista, la cual difundió todo el material este martes en su portada.

Recibiendo su paga, el universitario borró su perfil de la red de encuentros, y se mantiene a la espera de la reacción de Luis Gerardo Méndez quien quedó en evidencia por no pagarle unos cuantos cientos de pesos.

Por su parte, la revista no teme que Luis Gerardo Méndez y Pablo Chemor procedan en su contra, ya que lo que lo exhibido está totalmente fundamentado, y tan sólo es una parte de lo que les vendió el estudiante, pues aparentemente hay fotos y videos del mencionado aquelarre acontecido en el lujoso hotel de la ciudad de Puebla.