Agarrón Entre Cepillín y Tatiana por las Migajas de Chabelo

Luego de que Xavier López “Chabelo” decidió abandonar su programa en Televisa, animadores infantiles como Tatiana y Cepillín se encuentran retando ese espacio dejado por el denominado “Amigo de Todos los Niños”, para lo cual ya firmaron contratos con dicha empresa con el fin de llenar el hueco desierto mantenido hasta ahora.

Y es que Televisa ha batallado para encontrar al suplente de Chabelo, comenzando con Laura G que fracasó estrepitosamente en el programa infantil que estrenó a mediados de 2016.

Tras esos tropiezos, ejecutivos de Televisa han volteado la mirada en antiguos animadores infantiles ante la carencia de nuevos personajes que se identifiquen con los niños de hoy, y para ello, en agosto del año pasado le abrió las puertas a Tatiana para explorar la posibilidad de que protagonice un programa dirigido a los chicos, tal y como lo hizo hasta el 2001 cuando decidió dejar Televisa para unirse a las filas de Tv Azteca.

Con su retorno a la televisora luego de 16 años de ausencia, la empresa de San Ángel creyó que había resuelto la crisis de contenidos infantiles que mantiene desde hace casi un año con la partida de Chabelo, pero pronto las expectativas se vinieron abajo, ya que Tatiana Palacios vive una intensa lucha legal contra su exmarido Andrés Puentes desde hace décadas, lo que levantó la incertidumbre de los ejecutivos de Televisa ante el riesgo de trabajar con ella.

Con la zozobra de darle luz verde a Tatiana por el cúmulo de problemas que acarrea, la empresa le dio la oportunidad al payaso Cepillín, quien sorprendió con su reaparición en la pantalla del Canal 2, después de 37 años de haber salido abruptamente cuando se encontraba en la cima del éxito y cuyo veto presuntamente se debió a la intervención del comunicador Raúl Velasco.

Mientras Tatiana está próxima a cumplir los 50 años de edad, y en tanto Cepillín ya tiene 70, muchos se encuentran incrédulos en cuanto a que alguno de ellos dos pueda despertar el interés de los niños, toda vez que su fama persiste en adultos de otras generaciones, pero su influencia no impacta para nada en los chicos de la era del internet.

Para complicar aún más las cosas, se sabe que entre Cepillín y Tatiana se vive una guerra de baja intensidad, pues tanto ellos como sus equipos pelean por convencer a los ejecutivos de Televisa de que son la mejor opción para la niñez actual, situación que aparentemente está muy alejada de la realidad.

Independientemente de los dimes y diretes que corren en los pasillos de Televisa sobre quién será el elegido final, lo cierto es que los domingos por las mañanas, las viejas películas que trasmite Televisa en ese horario alcanzan los ocho puntos de audiencia, umbral que tendrán que rebasar ampliamente Tatiana o Cepillín, si pretenden justificar su reaparición en la televisión abierta de México.

Con la vara alta dejada por Chabelo, ejecutivos de la televisora se siguen debatiendo entre sí dejar la actual programación dominical, la cual no es muy nutrida pero al menos asegura cierto tipo de anunciantes, o jugársela con viejos animadores infantiles que en el papel prometen mucho, pero que en definitiva su mejor época ya pasó desde hace varias décadas.