Adamari López Prueba Método Reductivo que Produce Paros Cardiacos

Luego de recibir cientos de críticas a través de las redes sociales por su exceso de peso, la conductora del matutino “Un Nuevo día” de Telemundo, Adamari López anunció hace unas semanas que se sometería a un estricto régimen de ejercicio y buena alimentación para mejorar su salud.

Según información de la revista People en Español, la conductora y actriz ha recurrido a un nuevo método italiano llamado Figurela, el cual ha levantado controversia en varios países donde opera la franquicia, pues se han reportado arritmias cardiacas entre sus usuarias, al grado que en Argentina cobró la vida de una consumidora en 2014.

De acuerdo a lo difundido por la empresa reductiva, el método consta de tres fases. La primera estriba en hacer ejercicio en una cámara a 37.5 grados centígrados, por lapsos de 30 minutos, con el fin de quemar grasa más rápidamente.

La segunda, es un baño de oxígeno por 15 minutos a través de una maquina especializada, con el fin de desintoxicar a la persona, mientras que la última es una dieta acorde al metabolismo de la usuaria.

Si bien las fases dos y tres no representan un peligro latente para la salud, la primera sí ha causado controversia en varias latitudes, principalmente en Argentina, donde la sociedad de cardiología ha advertido que la deshidratación excesiva a la que predispone hacer ejercicio a temperaturas superiores a 26 grados centígrados hace que el cuerpo pierda potasio, lo que aumenta el riesgo de arritmias.

Asimismo, los médicos han indicado que otro riesgo es sufrir un golpe de calor al hacer actividad física en temperaturas elevadas, y que en algunas personas puede revestir gravedad, además de que a su decir, ejercitarse bajo esas condiciones no conlleva una cuantiosa pérdida de peso corporal, pues sólo implica una mayor pérdida de agua, no un mayor gasto calórico.

Ya sea por ignorancia o por su desesperación por bajar de peso, Adamari ha recurrido ahora a ese controvertido método, luego de que en mayo pasado tras disfrutar unas vacaciones en la Rivera Maya, quiso compartir su felicidad con los casi 3 millones de seguidores que tiene en su cuenta oficial de Instagram publicando una foto en traje de baño, lo que le valió cientos de críticas por su exceso de peso.

Dolida por esas burlas, Admari López se juró bajar de peso a como diera lugar para ya no volver a pasar esas vergüenzas, pero ahora en su desesperación, ha optado por un método reductivo que ha sido muy cuestionado por su falta de eficacia y por poner en riesgo la salud.